Lorax Beta

Propiedades

Lorax – Beta combina el efecto antiinflamatorio y antialérgico de la Betametasona, con la actividad antihistamínica no sedante de la Desloratadina.

La Desloratadina es un antihistamínico tricíclico potente, de acción prolongada, no sedante, con actividad antagonista selectiva de los receptores H1 periféricos.

La Desloratadina ha demostrado actividad antialérgica, antihistamínica y antiinflamatoria.

La Betametasona es un esteroide de moderada potencia del grupo de los glucocorticoides que se utiliza por sus propiedades antiinflamatorias y antialérgicas.

Indicaciones

Lorax – Beta está indicado en los estados alérgicos severos que requieran  tratamiento con la asociación de un antihistamínico y un corticoide sistémico. Lorax – Beta está indicado para el alivio rápido de los síntomas asociados a la rinitis alérgica estacional o perenne, entre ellos: estornudos, rinorrea, prurito nasal, congestión nasal, así como lagrimeo y enrojecimiento ocular, también está indicado para el alivio de los síntomas asociados con la urticaria idiopática crónica, entre ellos alivio de la picazón y reducción del número y el tamaño de las ronchas, en dermatitis atópica, dermatitis por contacto, angioedema, reacciones alérgicas alimenticias y medicamentosas, y manifestaciones oculares de tipo alérgico, tales como conjuntivitis alérgica.


Contraindicaciones

Lorax Beta está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad reconocida a cualquiera de sus componentes y a otros corticoides, infecciones micóticas sistémicas y tuberculosis activa.

Efectos adversos

A las dosis recomendadas Lorax Beta no posee propiedades sedantes clínicamente significativas. Los efectos adversos más comúnmente informados con la Desloratadina incluyen: Faringitis, cefalea, sequedad bucal, somnolencia, fatiga, síntomas pseudogripales, mialgias, náuseas, vértigo, sequedad de garganta y dispepsia. Más raramente se han informado: Taquicardia, reacciones de hipersensibilidad (rash, prurito, urticaria, edema, disnea y anafilaxia) y elevación de las enzimas hepáticas y de la bilirrubina.

Las reacciones adversas a la Betametasona son similares a las de los corticosteroides y se relacionan con la posología y la duración del tratamiento. Habitualmente, las mismas pueden ser revertidas o minimizadas disminuyendo la dosis, lo cual en general es preferible a la interrupción del tratamiento.

Interacciones medicamentosas

No se detectaron interacciones clínicamente relevantes en los estudios en los que se administró Desloratadina en forma concomitante con eritromicina, ketoconazol, azitromicina, fluoxetina o cimetidina a pesar de que se observó un aumento en las concentraciones plasmáticas de la Desloratadina y la 3-hidroxidesloratadina. Tampoco se detectaron cambios clínicamente relevantes en el perfil de seguridad de la Desloratadina evaluado por medio de parámetros electrocardiográficos, incluyendo el intervalo QT corregido para la frecuencia cardíaca (QTc), análisis de laboratorio, signos vitales y registro de eventos adversos. Se ha informado que la administración concomitante de la Desloratadina y el alcohol no potencia los trastornos inducidos por el mismo.

El uso concurrente de fenobarbital, fenitoína, rifampicina o efedrina puede incrementar el metabolismo de los corticosteroides , disminuyendo su acción terapéutica. La administración simultánea de corticosteroides con diuréticos que produzcan depleción de potasio, puede acentuar la hipokalemia. El uso concomitante de glucósidos cardíacos puede aumentar la posibilidad de arritmia o la toxicidad del digitálico asociada con hipokalemia. En estos pacientes deberá vigilarse cuidadosamente las concentraciones séricas de electrolitos, en particular los niveles potasio.

Cuando se administra con anticoagulantes cumarínicos puede aumentar o disminuir los efectos anticoagulantes, requiriendo posiblemente un ajuste de la dosis. Cuando se administra a pacientes diabéticos puede requerirse un ajuste de la posología de los hipoglucemiantes.

Los efectos combinados de los antiinflamatorios no esteroideos o el alcohol con los glucocorticoides pueden dar lugar a un aumento de la incidencia o de la gravedad de las úlceras gastrointestinales.

En los casos de hipotrombinemia la combinación de ácido acetil salicílico con corticosteroides debe utilizarse con precaución.

Precauciones

Para impedir el síndrome de supresión adrenal cuando se suspende el tratamiento con corticosteroides, debe realizarse la cesación del mismo lentamente, disminuyendo la dosis gradualmente durante varios días.

Las corticosteroides deben utilizarse con cautela en pacientes con herpes simple ocular debido a la posibilidad de perforación corneal. Se recomienda tener mucho cuidado en casos de colitis ulcerosa crónica, abscesos u otras infecciones piógenas, diverticulitis, úlcera péptica activa, insuficiencia renal, hipertensión, osteoporosis y miastenia gravis. Durante la corticosterapia los pacientes no se deben vacunar contra la viruela, ni ningún otro procedimiento de inmunización. La prescripción de corticosteroides a pacientes con tuberculosis latente o reactiva a la tuberculina requiere una estrecha vigilancia ya que puede ocurrir reactividad de la enfermedad.

Advertencias

Mantener fuera del alcance de los niños.

Venta bajo receta médica.

Composición

Lorax Beta comprimidos 

Cada comprimido recubierto contiene:

Desloratadina     5.0 mg

Betametasona     0.25 mg

Excipientes C.S.P.

Lorax Beta jarabe

Cada 5ml de jarabe contienen:

Desloratadina     2.5 mg

Betametasona     0.25 mg 

Excipientes C.S.P.

 


Dosis y vía de administración

Vía oral.

Niños de 6 a 11 años: 2.5 ml de jarabe una vez al día.

Adultos y niños de 12 años o mayores: 1 comprimido o 5 ml de jarabe una vez al día.

La dosis puede ser modificada por el médico de acuerdo a la necesidad de cada paciente. El tratamiento debe mantenerse hasta que se observe una respuestas adecuada.

En los pacientes adultos con insuficiencia renal o hepática se recomienda iniciar el tratamiento con la mitad de la dosis inicial recomendada, hasta establecer el grado de respuesta terapéutica. Cuando se obtiene una respuesta terapéutica adecuada (supresión de los síntomas alérgicos), se recomienda la suspensión gradual del tratamiento, debiendo considerarse la administración de un antihistamínico como droga única, en caso de necesidad. El tratamiento también deberá descontinuarse en forma gradual si en el transcurso de una afección crónica se produce un período de remisión espontánea. Si Lorax Beta debe ser descontinuado después de un tratamiento prolongado, la dosis deberá reducirse gradualmente.


Presentación

Lorax Beta comprimidos: Caja conteniendo 1 blíster con 10 comprimidos recubiertos.

Lorax Beta jarabe: Caja conteniendo frasco con 60 ml de jarabe.


Recomendaciones de Almacenamiento

Consérvese a temperatura inferior a 30°C.