Prednizol

Acción terapéutica

Prednizol contiene Prednisolona, un Corticosteroide antiinflamatorio  

 

 


Farmacocinética y farmacodinamia en humanos

La prednisolona es un glucocorticoide con una potencia antiinflamatoria 3 a 5 veces mayor que la de la hidrocortisona. Su concentración al 1% le confiere un poder antiinflamatorio alto que controla rápidamente cuadros inflamatorios del ojo ya sea por cirugías complicadas, traumatismos o cuadros de uveítis o reacciones alérgicas del ojo.

La prednisolona se absorbe aceptablemente en el humor acuoso, córnea, iris, coroides, cuerpo ciliar y retina. Se transporta por un mecanismo de difusión simple a partir de un gradiente de concentración para pasar posteriormente hacia la circulación sistémica. El fármaco se puede acumular en el humor acuoso distribuyéndose posteriormente a otras estructuras oculares, así como potencialmente hacia la circulación sistémica mediante la via de la red trabecular.

La absorción sistémica es significativa a dosis elevadas o en el tratamiento pediátrico prolongado. La prednisolona se encuentra unida a las proteínas plasmáticas en 70 a 90% y su vida media es de 2 a 4 horas.

Los medicamentos oftálmicos cuando se excretan por las lágrimas y drenan a la mucosa nasal pueden sufrir distribución sistémica en virtud de la absorción nasal presente. La biotransformación del medicamento es significativa, ya que los tejidos locales del ojo contienen una variedad de enzimas que incluyen a las estearasas, oxidorreductoras, enzimas conjugadoras de glutation y corticoide beta hidroxilasa productoras de metabolitos, que una vez transportados a la circulación sistémica se metabolizan principalmente en el hígado y se eliminan por la orina en forma de sulfatos y glucorónidos conjugados.

Al igual que otros esteroides, la prednisolona inhibe la respuesta inflamatoria del edema, el depósito de fibrina, la dilatación capilar, el depósito de colágeno y la cicatrización debida a agentes de naturaleza mecánica, inmunológica o química.


Composición

Cada ml contiene:

Acetato de Prednisolona 10 mg

Excipientes y agua purificada C.S.P. 1 ml

Dosis y vía de administración

Vía de administración: Oftálmica.

Dosis:

 1 a 2 gotas instiladas en el saco conjuntival dos veces al día. Durante las 24 horas a 48 horas iniciales, la dosis puede incrementarse sin riesgo a dos gotas cada hora. Debe tenerse cuidado de no descontinuar la terapia en forma prematura.

Recomendaciones de almacenamiento

Consérvese a temperatura entre 15 °C y 25 °C. Protéjase del congelamiento.

Presentación

Caja conteniendo frasco gotero con 5 ml de suspensión.

Nota: Venta bajo receta médica.

Agítese bien antes de usar.

 

Indicaciones

Prednizol está indicado para tratar las inflamaciones  no infecciosas de la conjuntiva palpebral y bulbar, la córnea y el segmento anterior del globo que responde al esteroide.

Interacciones medicamentosas

Los esteroides disminuyen la acción de los antibióticos pero esto puede evitarse aumentando la dosis de los antibióticos. Los anestésicos tópicos pueden aumentar la absorción de las drogas tópicas y favorecer la aparición de los efectos adversos. Las combinaciones que contienen cualquiera de las siguientes medicaciones dependiendo de la cantidad presente, pueden interactuar con el producto: agentes antiglaucomatosos, (el uso crónico o intenso de los corticoides oftálmicos pueden incrementar la presión intraocular y disminuir la eficacia de los agentes antiglaucomatosos). Anticolinérgicos, especialmente atropina o compuestos relacionados (el riesgo de hipertensión ocular puede incrementarse con el uso de terapia prolongada de corticoides; puede ser más probable que ocurra durante la terapia de agentes cicloplégicos/midriáticos en glaucoma de ángulo agudo). Lentes de contacto (riesgo incrementado de infecciones).

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, queratitis epitelial por herpes simplex, (queratitis dendrítica), vaccinia, varicela y otras enfermedades virulentas de la córnea, tuberculosis ocular, afecciones micóticas del globo ocular, infecciones oculares puruletas agudas, queratoconjuntivitis virales, erosión corneal por cuerpo extraño.

Advertencias

El uso prolongado de esteroides puede provocar glaucoma, con daño del nervio óptico, defecto en la agudeza visual y campo visual, y formación de catarata subcapsular posterior. La presión intraocular debe ser registrada rutinariamente, aún si esto resulta dificultoso en niños y en pacientes poco cooperadores. El uso prolongado puede suprimir la respuesta de defensa del paciente e incrementar así el riesgo de infecciones oculares secundarias. En aquellas enfermedades que causan un adelgazamiento de la córnea o esclera, se han reportado perforaciones con el uso de esteroides tópicos. En las infecciones purulentas agudas del globo ocular, los esteroides pueden enmascarar la infección y así favorecerla.

La aplicación de corticosteriodes puede activar, exacerbar o enmascarar infecciones oculares por virus, bacterias u hongos.

Precauciones o restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia

No hay estudios controlados en la mujer embarazada. Sin embargo, Prednizol no debe ser utilizado durante el embarazo, a menos que su uso sea estrictamente necesario. No se sabe si la prednisolona tópica puede ser excretada en la leche humana. Se recomienda utilizarse con precaución durante la lactancia.

Uso pediátrico

Los corticosteroides deben utilizarse con precaución en niños de 2 años en adelante o menores, porque la distinta relación dosis/peso para los niños aumenta el riesgo de supresión adrenal. Este riesgo aumenta con la duración del tratamiento, que por lo tanto, debe limitarse a un período lo más corto posible (preferiblemente menos de 5 días).

Reacciones adversas

El empleo prolongado de corticosteroides tópicos puede favorecer el aumento de la presión intraocular, que puede ser asociada con daño al nervio óptico y defectos en los campos visuales, formación de catarata subcapsular posterior, infecciones oculares secundarias por virus o por hongos liberados de los tejidos oculares y retraso en la cicatrización de la herida. Además puede producirse miopatía caracterizada por ptosis palpebral o ligera midriasis así como, probable perforación de la córnea en pacientes que cursan con adelgazamiento de la misma.