Alerpic

ALERPIC es la combinación de un antihistamínico (maleato de feniramina) y un descongestivo (clorhidrato de nafazolina).


Indicaciones y uso

Alerpic es indicado en casos de irritación y cogestión ocular. Reacciones oculares alérgicas o inflamatorias, irritaciones conjuntivales e hiperemias de origen diversos, como las causadas por polvo, smog, humo, natación, lentes de contacto, rayos solares, etc.



Composición

Cada mL contiene:
Clorhidrato de Nafazolina 0.25mg
Maleato de Feniramina 3mg
Excipientes y agua purificada c.s.p. 1mL

Vía de administración

Oftálmica

Recomendaciones para almacenamiento

Consérvese a temperatura de 15 y 25 grados Celsius, protéjase del congelamiento.

Presentación

Caja conteniendo un freasco gotero con 15mL de solución.


Interacciones

Los antihistamínicos de primera generación como la feniramina pueden aumentar los efectos depresores del SNC de varias otras sustancias (por ejemplo, inhibidores de la monoaminooxidasa, antidepresores tricíclicos, alcohol, fármacos para el tratamiento del parkinson, barbitúricos, tranquilizantes y narcóticos). La feniramina también puede inhibir la acción de los anticoagulantes e interactuar con la progesterona, reserpina y diuréticos tiazida. Los anticonceptivos orales pueden disminuir la eficacia de los antihistamínicos. El empleo concomitante con Naprolina o antidepresivos tricíclicos y Nafazolina puede potenciar el efecto presor de Nafazolina. Los pacientes tratados con inhibidores de la MAO pueden eperimentar una crisis hipertensiva severa si reciben un agente simpáticomimético.

Contradicciones

Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula de Alerpic, en caso de estar en tratamiento médico o padecer alguna enfermedad crónica consulte previamente a su médico.

Precauciones y advertencias

  • Los pacientes que se encuentran en tratamiento con inhibidores de la MAO pueden experimentar una crisis severa de hipersensibilidad si se les administra una droga simpaticomimética como el clorhidrato de Nafazolina.
  • Debe usarse con precaución en pacientes con antecedentes de enfermedades cardiovasculares severas, incluyendo arritmia cardiaca, pacientes diabéticos, en especial aquellos con tendencia a la cetoacidosis diabética.
  • No usar en presencia de glaucoma de ángulo cerrado o en pacientes con predisposición a padecerlo.
  • La ingestión accidental por parte de infantes y niños puede originar una depresión del SNC que puede llevar a un coma y un acentuado descenso de la temperatura corporal.
  • No se recomienda la administración con el uso simultáneo de lentes de contacto hidrofilicos (blandos).
  • No se administre en niños menores de 7 años.

Informaciones para los pacientes: Para prevenir contaminación de la solución de Alerpic, no toque los párpados ni las áreas adyacentes a los párpados con la punta del gotero.


Reacciones adversas

Puede presentarse las siguientes reacciones adversas: dilatación de las pupilas, incremento de la presión intraocular y efectos sistémicos debidos a absorción del medicamento (por ej.: hipertensión, alteraciones cardíacas, hiperglucemia). Puede ocurrir somnolencia en algunos de los pacientes.


Dosis y administración

Instilar 1 a 2 gotas de Alerpic en cada ojo afectado, cada 3-4 horas ó con menor frecuencia, según necesidad para aliviar los síntomas agudos. No aplicar por más de 10 días consecutivos.


Medidas adoptadas en caso de sobredosificación

La Nafazolina en caso de sobredosis puede ocasionar depresión del sistema nervioso central con marcada reducción de la temperatura corporal, somnolencia y coma, hipotermia y bradicardia, particularmente en niños. Una vez que pasó una hora después de la ingestión, el lavado gástrico no es muy recomendado por la rápida velocidad de absorción y el efecto depresor a nivel del sistema nervioso central incrementa el riesgo de aspiración. Una dosis aislada de carbón activaddo puede ser usada después de la hora de haber ingerido el clorhidrato de nafazolina, pero el riesgo de aspiración está latente. El tratamiento de las manifestaciones clínicas es básicamente sintomático y de soporte. La remisión de los síntomas generalmente ocurre en 24 a 36 horas.

Los signos de sobredosis de Feniramina son inestables, boca reseca, visión borrosa, pupilas dilatadas, piel enrojecida, dificultad para respirar, somnolencia severa, alucinaciones, crisis convulsivas, problemas para dormir, dolor de cabeza persistente, latidos cardíacos lentos o rápidos no habituales. Debido a que no existe un antídoto específico para el tratamiento de la sobredosis, éste es sintomático y de mantenimiento e incluye inducción del vómito, lavado gástrico con una solución isotónica de cloruro de sodio si el paciente es incapaz de vomitar en un plazo de tres horas después de la ingestión, us de catárticos salinos como la leche de magnesia, vasopresores para el tratamiento de la hipotensión, oxígeno y líquidos intravenosos.